El primer 737 MAX 7 pide pista

Boeing celebró el debut del tercer miembro de la familia 737 MAX, en la planta de Renton, Washington. La aeronave comenzará los vuelos de prueba en las próximas semanas. En 2019 será su puesta en servicio, y se hará efectiva la entrega a la aerolínea Southwest Airlines.

El MAX 7, está diseñado para transportar hasta 172 pasajeros y tiene una autonomía máxima de unos 7.100 kilómetros, el mayor alcance dentro de la familia de aviones MAX, detalla el comunicado del fabricante estadounidense.

La aeronave, primera de los dos aviones del modelo MAX 7 para vuelos de prueba,  vuela 1.800 kilómetros más y lleva más pasajeros que su antecesor, el 737-100, a la vez que tiene un 18 por ciento menos de coste de combustible por asiento. Además, lleva 12 pasajeros adicionales a lo largo de 740 kilómetros más que el A319neo, con un coste operativo por asiento un 7 por ciento menor.

El MAX 7 es el complemento ideal para las flotas de nuestros clientes de aerolíneas que necesitan flexibilidad para servir en aeropuertos a gran altitud o en ubicaciones remotas (…)“, declaró Keith Leverkuhn, Vicepresidente y Director General del programa 737 MAX de Boeing CommercialAirplanes. “Es el tercer miembro de la familia 737 MAX que nuestro equipo presenta en solo tres años. Es un logro espectacular y atestigua la dedicación de todo el equipo 737“.

El nuevo integrante de Boeing y último en salir de la línea de montaje, será sometido a comprobaciones del sistema, de combustible y de motor en la línea de vuelo en Renton.

El 737 MAX es el avión que más rápido se ha vendido en la historia de Boeing, y hasta la fecha acumula más de 4.300 pedidos de 92 clientes de todo el mundo.

Fuente y Fotos: Boeing