IATA, carga aérea mundial en leve crecimiento

Según datos publicados por un comunicado de La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), los volumenes mundiales de carga aérea han aumnetado en un 2,1% en el mes de julio de 2018, – medida en toneladas de carga por kilómetro transportadas (FTK, sus siglas en inglés)-. Esto supone la menor tasa de crecimiento del segmento desde mayo de 2016; quedando muy por debajo del 5,1% de crecimiento promedio quinquenal. Asimismo, la capacidad de carga creció un 3,8% interanual, superando la demanda por cuarta vez en cinco meses.

Entre los factores que marcan esta tendencia se observan: la caída de las exportaciones en todo el mundo, registrando Europa una baja en la cartera de pedidos desde febrero de 2018. Además, el sector manufacturero en Asia y Europa —las dos regiones con mayor cuota de mercado en términos de volumen— registra plazos de entrega más largos, lo que disminuye la demanda del transporte aéreo y proporciona mayor rapidéz.

Alexandre de Juniac, consejero delegado de la IATA, declaró: “la demanda de carga aérea creció en julio al ritmo más lento desde 2016. Todavía esperamos que el sector crezca un 4% en el transcurso del año; sin embargo, el riesgo bajista ha aumentado. La guerra arancelaria y la incertidumbre de las conversaciones comerciales entre las dos potencias comerciales más grandes del mundo —China y EE.UU.— afectan a la economía mundial y ponen en riesgo las relaciones comerciales y las inversiones. En una guerra comercial solo hay perdedores”.

A excepción de África y Latinoamérica, todas las demás regiones han registrado en julio un crecimiento interanual:

– En Asia-Pacífico los FTK crecieron tan solo un 0,9% interanual. La capacidad aumentó un 3,9%. La presencia de la región en el mercado internacional la hace especialmente vulnerable a las medidas proteccionistas.
– En Norteamérica los FTK crecieron un 2,6% interanual. La capacidad aumentó un 4,0%. El buen momento de la economía estadounidense y la fortaleza del dólar favorecen la demanda de las importaciones aéreas. También el aumento de la congestión en la cadena de suministro, que generalmente se alivia con el transporte aéreo, parece estar beneficiando al sector.
– En Europa los FTK aumentaron un 2,6% interanual. El sector registró una fuerte caída respecto al 5,6% de crecimiento promedio anual quinquenal. A pesar de ello y del debilitamiento de la cartera de pedidos de los fabricantes, los volúmenes desestacionalizados han reanudado su tendencia al alza en los últimos meses. La capacidad aumentó 4,4%.
– Las aerolíneas de Oriente Medio lideraron el crecimiento global con un 5,4% interanual. La capacidad aumentó 6,3%. Sin embargo, tras el ajuste estacional la tendencia crece de forma moderada en respecto a los estándares de la región.
– En Latinoamérica la demanda se desaceleró y los FTK se situaron en un 3,0% interanual, una cuarta parte de la tasa de crecimiento observada en junio de 2018 (11,4%), aunque superó el 2,1% de los últimos cinco años. La capacidad se contrajo un 7,8%.
– En África los FTK cayeron un 8,3% interanual. El sector se desaceleró por cuarta vez en cinco meses. La capacidad disminuyó un 0,7%. Tras el incremento de la demanda internacional el año pasado, los FTK internacionales desestacionalizados han tendido a la baja a un ritmo anualizado del 18% en los últimos seis meses, poniendo de relieve el debilitamiento de la demanda en los mercados hacia-desde Asia y Oriente Medio.

Fuente: IATA