Respuesta de Rolls-Royce por problemas en ciertos motores Trent-1000

La  compañía emitió un comunicado en el que expone su conocimiento de la situación y cuál es su plan de acción para solucionarlo. Según su declaración oficial, el 7 de marzo de este año, durante la exposición de su balance de 2017, explicaron cómo estaban gestionando problemas en ciertos Trent 1000 y los costos estimados de la implementación de las soluciones para abordar esos problemas.

Alrededor de 380 motores de este modelo, en aeronaves operativas de diferentes aerolíneas, están afectados por problemas mecánicos. Existe un desgaste no adecuado en los álabes del compresor intermedio, aunque el inconveniente no se encuentra en todos los Trent-1000, sólo en los que utilizan el “Paquete C”de compresores.

En primer lugar, desde Rolls-Royce aseguraron que realizarán inspecciones adicionales a las ya planificadas. Este aumento de la frecuencia es respaldado por los requerimientos que emiten las autoridades de aeronavegabilidad a las líneas aéreas, y provoca un gasto de efectivo mucho más alto a lo previsto para 2018. Por esto, la companía está volviendo a priorizar partidas de gastos para mitigar los efectos que se generan sobre los operadores.

Al respecto, el CEO de Rolls-Royce, Warren East,  dijo: “Nuestro foco está en apoyar a nuestros clientes y hacer todo lo posible para minimizar cualquier impacto en sus operaciones. Lamentamos sinceramente la interrupción que esto causará a nuestros clientes y nuestro equipo de expertos técnicos e ingenieros de mantenimiento está trabajando día y noche para garantizar que los devolvamos al servicio completo tan pronto como sea posible. Trabajaremos estrechamente con Boeing y las aerolíneas afectadas para minimizar las interrupciones siempre que sea posible”. Por su parte, Chris Cholerton, gerente del departamento Aeroespacio Civil dijo: “Nuestro enfoque es apoyar a nuestros clientes inspeccionando los motores lo más rápido posible, realizando cualquier trabajo de mantenimiento que sea necesario para que puedan regresar a sus horarios normales de vuelo y progresar con la solución a largo plazo de este problema. Al hacer todo esto podemos minimizar la interrupción que causamos a los clientes”.

El plan de acción es el siguiente:

  • Aumentaron su capacidad de mantenimiento, reparación y revisión (MRO) en más del 300% en los últimos dos años, duplicando la cantidad de “líneas” en el Reino Unido, creando una capacidad dedicada al Trent 1000 en sus instalaciónes del proyecto conjunto con SAESL en Singapur, y utilizando sus instalaciones cercanas al aeropuerto en Heathrow.
  • Mobilizaron equipos de servicios en todo el mundo para apoyar las inspecciones de motores para sus clientes. Aumentaron significativamente la producción de piezas de la turbina y el compresor para poder reemplazar las piezas que han fallado la inspección.
  • Están trabajando con Boeing y las autoridades de aeronavegabilidad para utilizar los datos generados a y refinar aún más sus acciones de mantenimiento y planes de inspección. Considerarn el liderazgo de Boeing como algo útil para mejorar y reducir el deterioro.
  • Están rediseñando las partes específicas del compresor, y las primeras piezas están actualmente en fabricación. Una vez validadas y certificadas, estarán disponibles para incorporarse a los motores a principios del próximo año.

 

Fuente y Fotos: Rolls Royce