Simulacro de control de hielo y nieve en Bariloche

El pasado 13 de junio, por la noche, se realizó en el “Aeropuerto Internacional Tte. Luis Candelaria” de San Carlos de Bariloche, un simulacro del Programa de Control de Hielo y Nieve, desarrollado por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) en los principales aeródromos de la Patagonia, en el que se evaluó la coordinación y tiempos de respuesta de todos los actores involucrados.

El programa se encuentra activo desde mediados de mayo y gracias a su despliegue, no se produjeron cancelaciones de vuelos, aún con los picos de intensidad de nevadas que llegaron a 14 cm de nieve acumulada en la pista del aeropuerto de Bariloche, 30 cm en el de Esquel y 34 cm en el de San Martín de los Andes. De este modo, se busca mantener las condiciones de seguridad y la operatividad de los aeropuertos, reduciendo las demoras y cancelaciones que se produzcan debido a las inclemencias climáticas de la temporada invernal. 

El simulacro realizado en el aeropuerto de Bariloche, que es el que registra más movimientos de la región patagónica, se organizó por primera vez con la participación de la ANAC, AA2000, la EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea), el Servicio Meteorológico Nacional, el ORSNA (Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos), la PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria), la empresa Intercargo, el Ministerio de Turismo de la provincia de Río Negro, la Subsecretaría de Protección Civil de la provincia de Río Negro y representantes de la Cámara de Turismo provincial. El ejercicio, realizado con éxito,  simula que ha iniciado una nevada y que comienza a acumularse nieve en el área de movimiento imposibilitando la operación, frente a lo cual se activa el operativo. En el simulacro se evaluó la comunicación y coordinación de los participantes, el desempeño de los vehículos, los tiempos de respuesta, el correcto uso de los equipos, la disposición de los mismos y las prioridades de intervención, así como el cumplimiento general del Programa de Control de Hielo y Nieve que incluye la asistencia a los pasajeros. 

El programa implica trabajos intensivos que afectan a personal especialmente entrenado y a recursos materiales específicos, como anticongelantes líquidos y sólidos, los aplicadores, la maquinaria para desalojo de nieve y hielo y los medidores de fricción para superficies que presentan esta problemática. Las máquinas trabajan prioritariamente en pista, calle de rodaje principal y posiciones de estacionamiento para aeronaves próximas a aterrizar según la necesidad, con una capacidad de limpieza de 15.000m3/h. Para mantener las condiciones de seguridad y operatividad de la pista, se aplican anticongelantes químicos que, mezclados con agua, tienen la propiedad de bajar el punto de congelamiento de la solución a valores de temperatura por debajo de 0°, y previenen, de este modo, la formación de hielo y nieve.

Fuente: ANAC