Vuelo de prueba del MAX 7

El viernes pasado, el Boeing 737 MAX 7 completó con éxito su primer vuelo de prueba. Se realizaron ensayos de los controles de vuelo y comprobaciones de los sistemas y de la calidad de manejo.

El tercer miembro de la familia 737 realizó de manera exitosa un vuelo de 3 horas y 5 minutos: despegó desde Renton Field en Renton (Washington) a las 10:17 y aterrizó en el aeropuerto Boeing Field de Seattle a las 13:22. La aeronave, con una capacidad máxima de 172 pasajeros, está cumpliendo el calendario previsto y comenzará próximamente un programa integral de pruebas de vuelo de cara a conseguir la certificación con el fin de empezar las entregas en 2019.

Lo que hemos visto hoy en el vuelo de prueba demuestra que el MAX 7 funciona tal y como ha sido diseñado“, comentó Keith Leverkuhn, vicepresidente y director general del programa 737 MAX de Boeing Commercial Airplanes.

La aeronave del fabricante estadounidense, tiene una autonomía de 7.130 kilómetros, la mayor de entre los aviones de la familia MAX. Está diseñado para ofrecer un desempeño óptimo a las aerolíneas que vuelan desde aeropuertos en grandes altitudes y climas muy cálidos.

El MAX 7 posee motores de última tecnología LEAP-1B de CFM International, puntas de ala de tecnología avanzada, el interior Boeing Sky Interior, paneles de instrumentación más grandes y otras características para ofrecer la mayor eficiencia, fiabilidad y comodidad del pasaje en el mercado de aviones de pasillo único

Fuente y Fotos: Boeing