Un jet de ultra largo alcance de Canadá al mundo

Bombardier Business Aircraft anunció que su avión insignia Global 7500, ha recibido la Certificación de Tipo de Transporte de Canadá, abriendo el camino para su entrada en servicio este año. Se espera que la certificación de la Administración Federal de Aviación (FAA) y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) se obtengan en poco tiempo.

Según un comunicado de la compañía con sede en Montreal, el Global 7500 “es el jet de negocios más grande y de mayor alcance que se haya construido, con la cocina de tamaño completo mejor equipada de la industria, cuatro habitáculos distintos y un viaje excepcionalmente suave”. El Global 7500 tiene un alcance de 14,260 km, lo que le permite volar rutas como Nueva York-Hong Kong y Singapur-San Francisco de manera directa, y además puede operar desde pistas más cortas que otros aviones del segmento, ya que puede despegar en 1770 metros.
Desde su diseño, partiendo de ‘hoja limpia’, superaron las expectativas de operatividad mejorando el diseño alar y del fuselaje. Hasta el momento, cinco prototipos de prueba han acumulado más de 2,700 horas de vuelos siguiendo el programa de ensayos que comenzó en noviembre de 2016.
David Coleal, Presidente de Bombardier Business Aircraft dijo que “gracias al rigor y la innovación de nuestro programa de diseño y prueba, la aeronave Global 7500 ha logrado elevar todos los estándares mediante los cuales se mide un avión de negocios: comodidad, lujo, rendimiento y una marcha suave. En el momento de la entrada en servicio, este avión cumplirá con los últimos y más estrictos requisitos de certificación y está configurado para redefinir los viajes en jets ejecutivos internacionales”. El Ministro de Trans porte de Canadá, Marc Garneau, acompañó el anuncio, recordando la reputación mundial de los productos aeroespaciales canadienses, basada en la calidad, y fiabilidad, y reafirmó como este logro de la compañía promueve el crecimiento de las economías regionales y locales donde se construyen los aviones.

Fuente y fotos: Bombardier