Embraer y Boeing crean una empresa conjunta

Las compañías formaron una alianza estratégica para potenciar sus programas de desarrollo de tecnología y complementar la oferta de aeronaves.  La sede de esta compañía será en Brasil y estará dirigida por un equipo de ejecutivos de ese país, incluido el presidente y CEO.

La empresa conjunta contempla los negocios y servicios de aviación comercial de Embraer, estratégicamente alineada con las operaciones de desarrollo comercial, producción, marketing y servicios de soporte de Boeing. En virtud del acuerdo, Boeing detenta el 80% de la propiedad de la empresa conjunta y Embraer, el 20% restante.

Según un comunicado en una nueva página “A través de esta asociación estratégica, el negocio de aviación comercial de Embraer es el centro de excelencia de Boeing para el desarrollo de proyectos, fabricación, ventas, comercialización y mantenimiento de aeronaves comerciales de pasajeros con menos de 150 asientos”.

De esta manera, Boeing y la empresa conjunta estarían en condiciones de ofrecer una línea completa y complementaria de aeronaves de pasajeros de 70 a más de 450 asientos, además de los aviones de carga. Una de las colaboraciones que ya realizan sucede en el Centro de Investigación conjunto de las empresas, en São José dos Campos (SP), donde trabajan en el desarrollo de una industria sostenible de biocombustibles para la aviación, para reducir la huella ambiental, y donde sus ingenieros desarrollan herramientas de manera conjunta. Con esta alianza buscan invertir en pruebas y tecnologías que estimulan el desarrollo de la aviación global, de manera equilibrada, sostenible y que paralelamente agreguen valor a sus clientes. Un ejemplo es el programa EcoDemonstrator de Boeing, al cual se incorporó Embraer en 2016, y que busca que las innovaciones se integren a proyectos de aeronaves que están en desarrollo en ambas compañías. Además de esto, Boeing y Embraer son socias desde 2013 para la comercialización del KC-390, colaboración que fue ampliada en 2016 y pasó a englobar tanto las ventas como el soporte del KC-390.

Boeing y Embraer planean concluir la potencial combinación de negocios de aviación comercial tras la obtención de todas las aprobaciones regulatorias necesarias. Antes del cierre, Boeing y Embraer continúan operando sus negocios de aviación comercial por separado y de forma independiente.

Fuente y fotos: Voandojuntas.com.br