Airbus entregó el Super Puma número 1000

Actualmente el helicóptero es operado por casi 100 clientes en 59 países en todo el mundo. La compañía asegura que continuará mejorando el modelo para ofrecer nuevas capacidades, pero no tienen un sucesor en mente hasta despúes de 2030.

La familia Super Puma está compuesta por H215 y H225 para el mercado civil, y los H215M y H225M adaptado para aplicaciones militares. La unidad, que corresponde al modelo H215, fue ensamblada en Marignane, Francia, y entregada a la Policía Federal Alemana que ahora posee una flota de 23 Super Puma. Esta entrega completa el pedido de la Policía Federal Alemana de cuatro H215, tres de los cuales se habían entregado en diciembre de 2018, así esta fuerza policial se convirtió en uno de los operadores más grandes de Super Pumas en el mundo.

Bruno Even, CEO de Airbus Helicopters, dijo que no tienen previsto introducir un modelo sucesor en el futuro cercano y que continúan invirtiendo en mejoras para impulsar el rendimiento y la fiabilidad: “Mientras lo veamos competitivo en el mercado, continuaremos produciéndolo, como mínimo más allá de 2030”, declaró.

“La familia de helicópteros civiles y militares Super Puma ha funcionado consistentemente bien gracias a su capacidad para atraer a muchos segmentos de misiones diferentes, ya sea que esté luchando contra incendios, construyendo líneas eléctricas, transportando tropas o salvando vidas en entornos extremos”, afirmó Even y agregó que “los Super Pumas del mañana todavía llevarán el nombre de sus antepasados, pero ofrecerán a los clientes nuevas capacidades más allá de 2030”

Los estudios de viabilidad de un nuevo protecto iniciados en 2015 habían demostrado que no había apetito en el mercado para un nuevo helicóptero pesado, y que las tecnologías propuestas no eran lo suficientemente maduras para ser implementadas.

Fuente: Airbus helicopters