Boeing se presentará en Le Bourget

¿Cómo hará para no retroceder en sus otras exitosas unidades de negocio? En 2017 la compañía vendió 571 aviones durante la realización del Salón Aeronáutico de París-Le Bourget. Este año, tras las conocidas tragedias que involucraron dos 737 Max, es esperable que el perfil de exposición de sus aeronaves comerciales sea más bajo.

Según un comunicado, Boeing se presentará en el Salón Aeronáutico de París 2019, que se realizará del 17 al 23 de junio, buscando destacar su compromiso con la innovación, las asociaciones de la industria y la seguridad. Michel Merluzeau, director de investigación y consultoría aeroespacial de la compañía, dijo al medio Flightglobal que para presentarse en el evento de este año “hay fundamentalmente dos líneas de pensamiento”, por un lado, continuar con mensajes moderados y de perfil bajo, y por otro, hablar de los aspectos positivos de su negocio, como el crecimiento de las industrias de servicios y el éxito de las ventas militares. En este sentido, cabe destacar que la división militar de la empresa ganó contratos muy importantes en 2018, ha expandido considerablemente a nivel internacional su red de Servicios Globales y acordó un importante contrato comercial con Embraer, para adquirir el 80% de la compañía, y promocionar y desarrollar de manera conjunta el K-C390.

Durante la exhibición en el Salón Aeronáutico los visitantes podrán acceder a un teatro de 360 ° que expondrá el ciclo de vida de sus productos, destacará la última familia de aeronaves y servicios, y dará una visión de la compañía para el futuro de la movilidad. Un 787-9 de Air Tahiti Nui hará una demostración de sus capacidades en el aire, y en display estático habrá un Boeing 737 modificado. El Departamento de Defensa de EE. UU. también mostrará varias plataformas de Boeing, los helicópteros AH-64 Apache y CH-47 Chinook, el caza F-15, el avión de patrulla marítima P-8 Poseidon, el KC-46 A Pegasus que debuta en el evento, y un prototipo PAV (Passenger Air Vehicule), vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical. Además llevarán un completo modelo a escala del avión de entrenamiento avanzado T-X que ya tiene pedidos para la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Como es de esperarse, durante el evento se realizarán encuentros de comunicación, y aunque la investigación sobre los accidentes aéreos continúa, podrían realizarse nuevas declaraciones alrededor del sistema de maniobra MCAS, acusado de ser causal de los mismos. Las órdenes para 737 Max fueron frenadas después de la caída del avión de Ethiopian Airlines, y en abril el quiebre de la aerolínea Jet Airways le quitó a Boeing 196 aeronaves pedidas. Frente a esto, la compañía no puede dejar de acompañar y mostrar el modelo 777X que está todavía en desarrollo, pero tiene su primer vuelo programado para este año y 344 unidades pedidas; sin dejar de mencionar el concepto de New Midsize Airplane (NMA), una aeronave que espera llenar un mercado de 2000 unidades de aeronaves para 200 a 350 pasajeros. Al respecto, Merluzeau dijo a Flightblobal que “sin duda, la máxima prioridad para nosotros es el regreso seguro al servicio del 737 Max. Hemos priorizado nuestros recursos en consecuencia, mientras continuamos trabajando en el NMA en paralelo”.

Fuente: Boeing/Flightglobal