Fue lanzado con éxito el Sentinel-5 Precursor

Sentinel-5 Precursor forma parte del programa global de seguimiento “Copernicus”, una iniciativa conjunta de la Unión Europea y la Agencia Espacial Europea (ESA).

El satélite para el seguimiento de la contaminación fue construido por Airbus y forma parte del programa global de seguimiento “Copernicus”, una iniciativa conjunta de la Unión Europea y la Agencia Espacial Europea (ESA). Su objetivo es conseguir datos continuos y precisos de observación de la Tierra y ofrecer servicios para mejorar la gestión del medio ambiente, comprender y mitigar los efectos del cambio climático.

El hecho ocurrió el 13 de octubre pasado, en el cosmódromo de Plesetsk (Rusia). Airbus ha sido el contratista principal de Sentinel-5 Precursor y cuatro de sus plantas han estado involucradas en el desarrollo y la fabricación del satélite y de sus componentes: Stevenage (Reino Unido, contratista principal), Toulouse (Francia),Friedrichshafen (Alemania) y Leiden (Países Bajos).

El Sentinel-5 Precursor cuenta con el instrumento TROPOMI (TROPOspheric Monitoring Instrument) desarrollado por Airbus DS en Países Bajos para la Agencia Espacial Europea y la Oficina Espacial de los Países Bajos. TROPOMI medirá las cantidades de ozono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, metano y otros contaminantes atmosféricos con una resolución mayor que los instrumentos anteriores. Contar con datos atmosféricos más precisos permitirá mejorar los modelos climáticos y el seguimiento y la predicción de los contaminantes.

Fuente y fotos: Airbus Defense and Space