La misión TESS despegó con éxito

En la tarde de ayer,  el satélite TESS de la NASA comenzó su misión científica. El objetivo es encontrar expoplanetas, proporcionando objetivos donde futuros estudios evaluarán su capacidad para albergar vida. Dentro de dos meses, tras llevar a cabo las pruebas de sus instrumentos, el satélite comenzará su misión inicial de dos años.

A las 18:51 hora de Florida, TESS despegó a bordo de un cohete Falcon 9 de SpaceX desde el Complejo de Lanzamiento Espacial 40 en Cabo Cañaveral.

Esperamos que TESS descubra una serie de planetas cuyas composiciones atmosféricas, que tienen posibles pistas sobre la presencia de la vida, podrían ser medidas con precisión por futuros observadores“, dijo George Ricker, investigador principal de TESS en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), quien lidera la misión.

El 15 de marzo, la nave espacial pasó una revisión que confirmó que estaba lista para el lanzamiento. Luego, se hicieron los preparativos finales que incluyeron el encapsulado de la nave, dentro del carenado de carga útil de su cohete Falcon 9 de SpaceX.

Una vez puesta en órbita y con la ayuda de la asistencia gravitacional de la Luna, la nave espacial se establecerá en una órbita de 13,7 días alrededor de la Tierra.

Cuatro cámaras de campo amplio le darán a TESS un campo de visión que cubre el 85 por ciento de todo nuestro cielo. El primer año de observaciones mapeará los 13 sectores que abarcan el cielo del sur, y el segundo año mapeará los 13 sectores del cielo del norte.

La nave espacial buscará un fenómeno conocido como tránsito, en el que un planeta pasa frente a su estrella, causando una caída periódica y regular en el brillo de la estrella.

TESS lanzará una red más amplia que nunca para mundos enigmáticos cuyas propiedades pueden ser probadas por el próximo Telescopio Espacial James Webb de la NASA y otras misiones“, dijo Paul Hertz, director de la División de Astrofísica en la sede de la NASA.

La misión de la NASA se concentrará en estrellas a menos de 300 años luz de distancia y de 30 a 100 veces más brillantes que los objetivos de Kepler. El brillo de estas estrellas objetivo permitirá a los investigadores utilizar la espectroscopía, el estudio de la absorción y emisión de la luz, para determinar la masa, densidad y composición atmosférica de un planeta. El agua y otras moléculas clave en su atmósfera pueden dar pistas sobre la capacidad de un planeta para albergar vida.

TESS está abriendo una puerta para un nuevo tipo de estudio“, dijo Stephen Rinehart, científico del proyecto en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, que administra la misión. “Vamos a poder estudiar planetas individuales y comenzar a hablar sobre las diferencias entre los planetas”. Los objetivos que encuentre TESS van a ser temas fantásticos para la investigación en las próximas décadas. Es el comienzo de una nueva era de investigación de exoplanetas“.

A través del Programa TESS Guest Investigator, la comunidad científica mundial podrá participar en investigaciones fuera de la misión central de TESS, mejorando y maximizando el retorno de la ciencia de la misión en áreas que van desde la caracterización de exoplanetas hasta la astrofísica estelar y la ciencia del sistema solar.

Fuente y Fotos: NASA