Lockheed Martin comienza el montaje final de la nave espacial Orion de la NASA

At the NASA Michoud Assembly Facility in Louisiana, Lockheed Martin technicians have completed construction of the first Orion capsule structure that will carry humans to deep space on Exploration Mission-2. Image courtesy of NASA. (PRNewsfoto/Lockheed Martin)

El fabricante estadounidense anunció ayer que completó la construcción de la cápsula de la nave espacial que devolverá a los astronautas a la Luna y la enviaron exitosamente a Florida para su ensamblaje final en una nave espacial completa.

Los ingenieros y técnicos de Lockheed Martin, en la planta de ensamblaje Michoud de la NASA, cerca de Nueva Orleans, soldaron durante los últimos siete meses la estructura de la cápsula o recipiente a presión para la sonda espacial NASA Exploration Mission-2 (EM-2).

El vehículo tripulado multiuso Orion de la NASA, es la única nave espacial diseñada para exploración del espacio profundo de larga duración y apto para la vida humana. Orion transportará a los astronautas a destinos interplanetarios más allá de la órbita baja de la Tierra, como la luna y eventualmente Marte, y los devolverá de manera segura a la Tierra. La misión EM-2 será su primer vuelo tripulado,  previsto para 2023.


“Es genial ver que la cápsula EM-2 llega justo cuando estamos completando el ensamblaje final del módulo de tripulación EM-1”, dijo Mike Hawes, vicepresidente de Lockheed Martin y gerente de programa de Orion. “Hemos aprendido mucho sobre la construcción de los recipientes a presión y las naves espaciales anteriores, y la nave espacial EM-2 será la más eficiente, rentable y eficiente que hemos construido”.

El recipiente a presión de Orion está hecho de siete piezas grandes de aleación de  aluminio maquinadas que se sueldan entre sí para producir una cápsula hermética, liviana y resistente. Fue diseñado específicamente para resistir el duro y exigente entorno de los viajes espaciales profundos mientras mantiene a la tripulación segura y productiva.

“Todos estamos prestando especial atención a esta construcción y montaje, sabiendo que esta nave espacial llevará a los astronautas a la Luna por primera vez en cuatro décadas”, dijo Matt Wallo, gerente senior de Lockheed Martin Orion Production en Michoud. “Es increíble pensar que, un día pronto, la tripulación verá salir el sol sobre el horizonte lunar a través de las ventanas de este recipiente a presión. Todos nos sentimos honrados y orgullosos de hacer nuestra parte para el futuro de la exploración”.

La cápsula se envió por la carretera desde Nueva Orleans al Centro Espacial Kennedy, llegando el viernes 24 de agosto. Ahora en el Edificio de Operaciones y Checkout de Neil Armstrong, los técnicos de Lockheed Martin comenzarán a ensamblar e integrarse inmediatamente en el módulo de tripulación EM-2.

Fuente: Lookheed Martin.