Se lanzó el cohete más poderoso del mundo

En la tarde de ayer (3:45 p.m. hora del este), se lanzó con éxito desde el histórico Launch Complex 39A del Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida, el cohete Falcon Heavy, desarrollado por la compañía privada estadounidense Space X, del millonario Elon Musk.

Diseñado desde un comienzo para llevar misiones tripuladas al espacio, en particular a la Luna o a Marte, en  su primer vuelo de ensayo, el cohete en actividad más poderoso del mundo, transportó un auto eléctrico descapotable de la marca Tesla (propiedad del mismo Musk), con un maniquí vestido de astronauta al volante, bautizado “Starman”, en honor a la mítica canción de David Bowie. Vehículo y “tripulante” viajarán a una velocidad de 11 kilómetros por segundo y se prevé que en seis meses arriben a la órbita marciana.

El Falcon Heavy mide 70 metros de alto y está compuesto por tres cohetes Falcon 9 ensamblados, un modelo ya utilizado por SpaceX, que con sus tres núcleos de nueve motores cada uno, generan más de 5 millones de libras de empuje en el despegue, equivalente a dieciocho aviones Boeing 747. Los dos laterales sirven como aceleradores para que el central alcance el impulso necesario y deposite la carga en el espacio. Luego del lanzamiento, los dos cohetes impulsores regresaron a una plataforma en Cabo Cañaveral, en una maniobra milimétrica que fue transmitida en vivo, mientras que el tercero aterrizó en una plataforma marina tele dirigida, emplazada en el Océano Atlántico.

Con la capacidad de transportar casi 64 toneladas (141,000 lb) -una masa mayor que un Boeing 737 cargado con pasajeros, tripulación, equipaje y combustible- Falcon Heavy puede levantar más del doble de carga útil que el Delta IV Heavy (de la United Launch Alliance), que hasta ahora era el vector más poderoso en actividad, a un tercio del costo. Sin embargo, el récord de carga transportada lo sigue teniendo el cohete lunar Saturn V, lanzado por última vez en 1973.

Fuente: SpaceX /NASA.

Foto: Agencia Reuters.