Boeing necesita más tiempo

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y Aerolíneas Argentinas (AR) participaron de una reunión en la fábrica de Boeing, en Seattle, con líneas aéreas operadoras del MAX, compañías de leasing, la Federal Aviation Administration –autoridad aeronáutica estadounidense- y otras autoridades.

Si bien aún no se expidió un informe sobre el accidente de Ethiopian Airlines, Boeing informó sobre la revisión de aspectos específicos y componentes (software y hardware) del sistema MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System), la actualización de éste y la propuesta de refuerzo de entrenamiento para pilotos. A pesar de que el sistema “se sometió a cientos de horas de análisis, pruebas de laboratorio, verificación en un simulador y dos vuelos de prueba, incluida una prueba de certificación en vuelo con representantes de la Federal Aviation Administration (FAA) a bordo como observadores”, se están realizando pruebas en simulador a cargo del jefe de pilotos de Boeing.

Por su parte, la FAA dijo que aún con la publicación de Circulares Técnicas que tomen las actualizaciones presentadas por Boeing, se esperará a que haya información del accidente de Etiopía como condición previa al levantamiento de la restricción de vuelo de los MAX.

Según un comunicado de la ANAC, la organización se encuentra “trabajando en forma coordinada con Aerolíneas Argentinas, y lo seguirá haciendo de modo intensivo en las próximas semanas de cara a las novedades que informen sobre el accidente último. Esta Autoridad Aeronáutica forma parte de distintos grupos de trabajo que se conformaron a fin de asegurar la vigilancia y fiscalización de la implementación de las nuevas recomendaciones y requisitos técnicos relativos al MAX”.

Boeing no ha publicado un nuevo comunicado, y lo último que ha expresado la FAA, es que “espera recibir el paquete final la mejora de software de Boeing en las próximas semanas, para su aprobación. Boeing necesita más tiempo para el trabajo adicional que resultó de una revisión continua del 737 MAX Flight Control System, para asegurar que Boeing haya identificado y abordado adecuadamente todos los problemas pertinentes. Una vez recibido, la FAA someterá la presentación completa de Boeing a una revisión de seguridad rigurosa. La FAA no aprobará el software para la instalación hasta que la agencia esté satisfecha con el envío”.

Fuente: Federal Aviation Administration/ANAC