Finalizó la reconstrucción de la pista principal de Ezeiza

El Ministerio de Transporte de la Nación -junto a Aeropuertos Argentina 2000– que finalizaron los trabajos de reconstrucción de la pista principal del aeropuerto de Ezeiza, por el que todos los años pasan unos 10 millones de pasajeros.

Con una inversión de $ 15.000 millones, el gobierno nacional está llevando adelante la transformación integral del principal aeropuerto internacional del país. Las obras ampliarán la capacidad de la terminal, sumarán nuevas posiciones para las operaciones y aumentarán los servicios para los pasajeros.

Los trabajos consistieron en: repavimentación de la pista, reparación de calles de rodaje y renovación del sistema de balizamiento con tecnología LED, que mejorará la visibilidad incrementando la seguridad y ahorrará energía. De esta manera, se garantiza una vida útil de 20 años para la seguridad de operaciones en todas sus dimensiones: 3.300 metros de largo por 60 metros de ancho. Además, dentro de las obras realizadas, se construyó la intersección que tendrá la pista con el futuro rodaje a cabecera 35. Será un rodaje completamente nuevo, para que los aviones puedan llegar directamente hasta el extremo sur de la pista secundaria (donde está ubicada dicha cabecera), sin la necesidad de ir rodando por pista, mejorando substancialmente los tiempos de ocupación de la misma, y optimizando su capacidad.

Continuando con el plan de transformación, se encuentran en ejecución: la nueva torre de control, la segunda etapa de las nuevas salas de Pre Embarque en la Terminal A (cuyos primeros espacios ya fueron inaugurados el año pasado),  la construcción del nuevo edificio de Partidas, y un nuevo edificio de Estacionamiento Vehicular (formado por 4 niveles y  con capacidad para 1835 cocheras extras a las ya existentes). Adicionalmente, se llevarán adelante renovaciones en el sector de Arribos de la Terminal A, incorporando una nueva arquitectura, equipamiento y tecnología.

Ezeiza tendrá por primera vez una única terminal con todos sus sectores integrados y dejarán de funcionar separadamente sus originales terminales A, B y C ya que habrá un único edificio de partidas y de arribos. Aumentará 4 veces el tamaño actual de Ezeiza, pasando de los 58.400 m2 (en la actualidad), a tener finalmente 217.230 m2 de superficie. Se duplicarán las puertas de embarque, pasando de 27 actuales a 52; se sumarán nuevos mostradores de check in y se cuadruplicarán las máquinas de self-check in; habrá cinco nuevas cintas de equipaje; aumentará un 53% la cantidad de cocheras, dando como resultado un aumento de la capacidad operativa del aeropuerto.

Por otro lado, en materia de pistas, ya se hicieron a nuevo las de Chapelco, Trelew, Mendoza y Tucumán; todas con nueva tecnología de balizamiento e iluminación. Para este año se harán seis más, además de la de Ezeiza; la de Comodoro Rivadavia, la de San Juan, la de Córdoba, las dos de Salta, y la de Iguazú. Estas últimas dos, comenzaron el fin de semana y suponen el cierre de las terminales y el traslado de vuelos a aeropuertos alternativos a lo largo de 21 días, en el caso de Salta, y de 30 días, el de Iguazú.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente y Fotos: Ministerio de Transporte de la Nación