Lilium presentó su nuevo taxi aéreo

La startup con sede en Múnich, que desarrolla un revolucionario servicio de taxi aéreo, reveló por primera vez el pasado 16 de mayo el nuevo prototipo de su aeronave de cinco plazas.

La presentación del  Lilium Jet se produjo luego de que el avión, totalmente eléctrico, completara su primer vuelo de alrededor de un minuto, el pasado 4 de mayo en Oberpfaffenhofen, al sur de Alemania.

Alimentado por 36 ventiladores eléctricos basculantes, 24 en las alas y 12 en la nariz, el Lilium Jet puede despegar y aterrizar verticalmente, y luego pasar a una fase de crucero horizontal.

No tiene cola ni timones, sino que se basa en el sistema de propulsión distribuida para el control direccional.

Aunque Lilium dice que la aeronave será capaz de realizar un vuelo autónomo, se espera que entre en servicio con un piloto a bordo, por razones de “regulación y aceptación”, lo que le permite transportar a cuatro pasajeros.

Lilium desarrolla una velocidad máxima de 161kt (300km / h) y un rango de 161nm (300km), sustancialmente mayor que la de los competidores en el mercado de taxis aéreos, que están diseñando aeronaves para viajes cortos e intraurbanos.

Según la empresa, este rendimiento “requerirá menos del 10% de su máximo de 2.000 hp [1.490 kW] durante el vuelo de crucero”, lo que permitirá “conexiones de alta velocidad asequibles en todas las regiones”.

Daniel Wiegand, cofundador y director ejecutivo del proyecto, expresó: “Hoy estamos dando otro gran paso para hacer realidad la movilidad aérea urbana. En menos de dos años hemos podido diseñar, construir y volar con éxito un avión que servirá como nuestra plantilla para la producción en masa”.

El prototipo de Lilium fue pilotado remotamente por Leandro Bigarella, jefe de pruebas de vuelo, quien destacó que “Si bien fue un vuelo inaugural el Lilium Jet se desempeñó exactamente como se esperaba y respondió bien a nuestros inputs. Ahora continuaremos con maniobras cada vez más complejas, en procura de nuestro próximo gran objetivo de lograr el vuelo de transición”.

Fuente: Lilium.