Nuevo sistema de lavado de motores con dióxido de carbono

La empresa del grupo alemán Lufthansa Technik AG, ha desarrollado un procedimiento único para lavar motores con hielo seco, la forma sólida de dióxido de carbono (CO2), patentado bajo el nombre de “sistema Cyclean Dry Ice”. A partir de 2019, se utilizará junto con el lavado a motor Cyclean a base de agua.

En este nuevo procedimiento para lavado del motor, los perdigones de hielo seco, de solo unos pocos milímetros de tamaño, se disparan a través de un sistema de voladura móvil. Cuando se golpean los componentes, estos gránulos liberan energía cinética. A través de esta energía y el contacto con los gránulos helados (-78.5 grados centígrados), se desprende la suciedad de los componentes del motor.

El nuevo procedimiento tiene muchas ventajas: la utilización del dióxido de carbono es un subproducto de las industrias de refinería de petróleo y fertilizantes, por lo que no se debe generar dióxido de carbono adicional. Asimismo, dado que los gránulos pasan completamente a un estado gaseoso, no hay residuos con los que lidiar. Por otro lado, este procedimiento también puede aplicarse a temperaturas exteriores por debajo del punto de congelación.

El sistema de lavado móvil Cyclean Dry Ice, está montado en una plataforma con un accionamiento omnidireccional; donde un elevador de tijera de altura ajustable permite una limpieza rápida y completa de todos los tipos de motores, independientemente del tamaño y altura. Dado que, no es necesario sujetar ningún equipo al motor o realizar una carrera después de que se ha lavado el motor, el tiempo necesario para el proceso de limpieza se reduce a solo 30 minutos, en comparación con lavados de motores convencionales.

Dirk Deja, gerente de proyectos de Lufthansa Technik, expresó: “Con este nuevo procedimiento, Lufthansa Technik fortalecerá su posición líder en el mercado y será el primer proveedor MRO en ofrecer lavados de motores con hielo seco en el mercado. Estamos haciendo otra contribución significativa a reduciendo el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono en la aviación civil en varios cientos de miles de toneladas por año”.

Fuente y Fotos: Lufthansa Technik