¿Se harán realidad los vuelos comerciales supersónicos?

Lockheed Martin Skunk Works y la NASA trabajan de manera conjunta desde hace más de una década con el objetivo de crear la próxima generación de aviones comerciales supersónicos. La NASA encargó en febrero de 2016 a Lockheed Martin Skunk Works el diseño preliminar de modelo supersónico X-plane.

Hace una semana, la NASA otorgó finalmente a Lockheed Martin Skunk Works ®, un contrato para continuar el diseño, construir y realizar pruebas de un prototipo experimental de esta aeronave de pasajeros.
Skunk Works es un equipo especializado de la compañía, dedicado a la investigación y desarrollo, que construirá el X-plane a escala real,  basándose en los diseños alcanzados previamente por el programa Quiet Supersonic Technology (QueSST) de la NASA. Esta plataforma de prueba es llamada Low-Boom Flight Demonstrator,  y su principal tarea será ayudar a establecer un estándar de ruido supersónico aceptable para la aviación comercial y así intentar modificar las regulaciones actuales que prohíben los viajes comerciales supersónicos sobre la Tierra.
El X-plane está diseñado para navegar a 55,000 pies, a una velocidad de aproximadamente 1.4 Mach y crear un sonido tan fuerte como el cierre de una puerta de un automóvil, 75 decibeles de nivel percibido (PLdB), en lugar de un estampido sónico. Se construirá en las instalaciones de Lockheed Martin Skunk Works en Palmdale, California y se espera que realice su primer vuelo en 2021.

Fuente y fotos: Lockheed Martin